¿Qué retos afronta la convergencia tecnológica para el desarrollo hoy día?

Durante la tercera jornada del X Encuentro Internacional de investigadores y estudiosos de la información y la Comunicación ICOM 2019, se reunieron en el panel “Retos de la convergencia tecnológica para el desarrollo” varias especialistas de este campo moderado por la doctora Déborah Torres Ponjuán.

Entre las panelistas se encontraban la funcionaria de la CEPAL Alejandra Nasser, la vicepresidenta de la Unión de Informáticos de Cuba, Tatiana Delgado Fernández, y la doctora Luciana Duranti de la universidad de Columbia, en Vancouver.

Torres destacó que la presencia de la tecnología impone muchos retos, y las preocupaciones en torno a este tema tienen que ver con la cultura y el desarrollo de la sociedad en general, y esos retos, recalca, deben ser asumidos desde lo individual y lo gubernamental.

De acuerdo con la moderadora del panel, superar estos desafíos implica cambios de mentalidad y de hábitos de consumo cultural. “En general hablamos de cómo hacer una inclusión responsable de las tecnologías como soporte de los países para mejorar su gobernanza”.

A su juicio, el enfoque debe estar centrado en la dimensión institucional y la interacción entre gobierno y ciudadanía.

La primera en intervenir fue Luciana Duranti, acerca de interacción tecnológica. En su disertación se refirió a las firmas digitales y su confiabilidad desde el punto de vista de la integración. En ese sentido hizo alusión a las herramientas existentes para garantizar la autenticidad de la información entre personas.

Asimismo, enfatizó en el cuidado que se ha de prestar al trabajo con inteligencia artificial. “Tenemos que estar seguros cuando usamos inteligencia artificial de que respetamos los principios de autonomía, participación, equidad, precaución y responsabilidad, y, fundamentalmente, el principio de desarrollo sostenible, porque no olvidemos que cuando hablamos de cambio climático el mayor contaminante es la tecnología”.

Entre tanto, la representante de la CEPAL, Alejandra Nasser, conversó con los presentes acerca de gobierno electrónico, y sobre los retos y desafíos de la gestión pública y los gobiernos en el entorno de la sociedad digitalizada y el importante rol de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TICs).

La especialista insistió en que la aplicación de las TICs en todos los ámbitos es un gran aliado en el empeño de canalizar las políticas públicas encaminadas a mejorar la calidad de vida de la ciudadanía.

La aplicación de TICs en todos estaos ámbitos tremendo aliado para canalizar políticas y servicios públicos que van a mejorar calidad de vida de la ciudadanía. En ese sentido destacó que 33 países en América Latina y el Caribe incorporan políticas y estrategias de digitalización con este fin.

Nasser planteó, además, los desafíos para levantar agendas digitales, gobiernos electrónicos y usar las TICs.

Entre ellas están el liderazgo político y reformador, pues cuando hay voluntad política para usar las tecnologías de la información y las comunicaciones, los resultados podrían ser exitosos y factibles. “Hacen falta personas que crean en las TICs”.

Por otro lado, está la colaboración insterinstitucional. “Las personas no estamos acostumbradas a colaborar entre nosotros, tendemos a guardar la información, a veces no queremos entregarla. No hay cultura real de colaboración”.

Para la funcionaria de la CEPAL, la ciudadanía ha de ser protagonista, e impulsar el principio de un gobierno abierto. Nasser insiste en que se debe abrir la información a la ciudadanía, para generar un cambio social desde la participación conjunta. “Las TICs tienen que ser una manera de tratar distinto a la ciudadanía, que tiene derecho a recibir información”.

Por otro lado, está el cambio de gestión, pues a su juicio las personas cambian la forma de actuar y pasan por una serie de estados: negación, confusión, para luego pasar al alivio, la aceptación y el entusiasmo.

Otro punto a tomar en consideración según la especialista es la implementación de las TICs en los servicios públicos, y la necesidad de un proceso paralelo de alfabetización digital, dentro de las instituciones y con la ciudadanía.

Por otra parte, destacó el tema de la conectividad y la infraestructura, pues es necesario promover una mayor inversión en la prestación de servicios de telecomunicaciones.

La regulación es otro de los asuntos sobre los que hay que enfatizar, pues los marcos regulatorios permiten innovar. “Muchas veces no hay marco regulatorio que permita integrar las bases de datos y de acceso a internet”.

Finalmente, Nasser habló de inclusión digital, y destacó que la brecha urbano-rural es amplia, por lo que se impone promover un sistema inclusivo para ofrecer igualdad de condiciones de acceso a la información, haciendo especial énfasis en los grupos vulnerables.

Por otro lado, Tatiana Delgado, vicepresidenta de la Unión de Informáticos de Cuba, se refirió a las tendencias de transformación digital en la administración pública en Cuba con proyección a 2020.

La especialista comentó la importancia de mejorar la presentación de servicios públicos. “Es bueno para la administración pública seguir el comportamiento de los ciudadanos, sus necesidades que son cambiantes, no las que creemos como servidores públicos”, y ejemplificó con lo sucedido en las elecciones estadounidenses en 2016.

Alertó, además, sobre la privacidad de los datos, y la ética con la que se debe usar, además de destacar las posibilidades de anticiparse a las necesidades de los ciudadanos.

Para ella, es tarea del gremio promover plataformas de servicios desde los gobiernos y tomando la experiencia de los usuarios como eje fundamental.

Por Patricia Hernández Acevedo